Pages Menu
TwitterRssFacebook
Categories Menu

Los premios de la vida son la consecuencia del esfuerzo

Los premios en la vida son la consecuencia del esfuerzo, algo que toda persona que desea mejorar su realidad debe ser consciente. Existen muchas experiencias agradables, para llegar a ellas, hay que determinar su causalidad y actuar de forma coherente.

Ejemplos de premios de la vida:los premios de la vida

  • Poseer un gran estado físico.
  • Ir escalando posiciones en una empresa, hasta consolidar un excelente desarrollo profesional.
  • Sentir la satisfacción de colaborar en una excelente causa social.
  • Ejercer el liderazgo para impulsar grandes transformaciones en una comunidad.
  • Alcanzar la libertad financiera.
  • Etc.

Nunca esperes grandes premios de la vida como consecuencia del azar:

A menudo las personas caen en falsas ilusiones, autoengaños que no los llevan a ningún lugar. Se llega a creer que se obtendrán grandes premios o condiciones favorables, como una enorme suma de dinero, una invitación a un proyecto genial que conduzca directamente al éxito, etc. Lo cierto es que el azar no interviene en el proceso creativo, toda experiencia posee muchos argumentos lógicos y espirituales para que algo bueno aparezca.

¿Qué tipos de esfuerzos necesitas realizar para obtener los grandes premios de la vida?

  • El esfuerzo de la renuncia:

Para cumplir ciertas metas, estás obligado a renunciar a otras cosas, en especial si esas metas son realmente grandes. Este requisito no les agrada a muchas personas y por eso les resulta muy difícil avanzar en su desarrollo personal. Por supuesto que la renuncia no es fácil, es normal querer estar con la familia, compartiendo con los amigos, bebiendo un par de cervezas para ver el encuentro deportivo, etc. El problema es que esas separaciones de atención afectan el cambio interno. El programa subliminal FUERZA DE VOLUNTAD se ha creado para aprender a ejercer una administración de la energía emocional de forma efectiva, donde se adquiere un ejemplar autocontrol que sí lleva a los más grandes éxitos.

  • El esfuerzo del trabajo:

Todo premio tiene un antecedente en la ejecución de un excelente trabajo. A nivel de la fe, lo cierto es que el trabajo tan solo sirve como un medio eficiente para acumular energía. Si antes de un evento te has entrenado 14 horas diarias, tu autoconfianza será mayor respecto a hacerlo con 8 horas diarias. La explicación es lógica y contundente, en el primer caso tu energía acumulada será mayo y estuviste menos tiempo expuesto a otras ideas. Trabaja lo más que puedas, para que el premio esperado se cumpla.

  • El esfuerzo de la disciplina, constancia y concentración:

Hay individuos que trabajan mucho pero son erráticos, lo hacen tres días y los próximos dos días hacen otra cosa. Este comportamiento puede dar algunos resultados, pero muy a largo plazo y realmente limitados. Si en realidad quieres hacer historia y ser diferente del promedio, entonces emplea la disciplina, constancia y concentración de forma admirable. El PROGRAMA DEL TRIUNFADOR es capaz de llevarte a esa conducta ideal por una adaptación progresiva fundamentada en la autohipnosis de afirmaciones que se vuelven poderosas y que transforman tu interior. Con esta herramienta descubrirás todo lo que una palabra puede hacer por ti, especialmente cuando la combinas con persistencia, imágenes favorables, sonidos adecuados y muchas emociones positivas.

  • El esfuerzo de sostener la presión:

Cuando estés buscando los premios de la vida estarás sometido a una gran presión. La tuya debido al trabajo, renuncia, los resultados, las condiciones, etc. La de otras personas que pueden tener una expectativa negativa o simplemente no te apoyan, etc. Debes aprender a soportar la adversidad y sobreponerte a todas esas presiones, hasta triunfar.

0.00 avg. rating (0% score) - 0 votes

Post a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.