Pages Menu
TwitterRssFacebook
Categories Menu

El desperdicio de la fuerza de voluntad

Si usas con inteligencia tu fuerza de voluntad, podrás alcanzar cada uno de los objetivos que te propongas. Tienes un potencial extraordinario y es el tiempo de comenzar a manifestarlo en proyectos verdaderamente ambiciosos.

En muchas ocasiones la diferencia entre éxito o fracaso se debe al uso de la fuerza de voluntad.fuerza de voluntad

Si se hace un comparativo entre dos personas que obtienen resultados muy distintos, se llega a la conclusión que el uso de la fuerza de voluntad establece las grandes diferencias.

La persona con indisciplina encuentra decenas de excusas para no completar sus labores, mientras que la persona disciplinada ejercer toda su voluntad para cumplir las actividades que se ha propuesto. Después de un tiempo hay enormes diferencias en los resultados que ambas personas obtienen.

Si desperdicias fuerza de voluntad en ideas que no favorecen tu crecimiento personal, lo resentirás. Tienes que saber que la voluntad es una energía que se agota, si ya la empleaste en algo, en la siguiente actividad será más reducida, por ello tienes que usarla con sabiduría.

Ejemplos de desperdicio de la fuerza de voluntad:

  • Pretender convencer a otras personas de ideas que son intrascedentes para tu desarrollo personal:

Cada vez que te esfuerzas en convencer a alguien de una idea, estás gastando fuerza de voluntad. Si esos temas son intrascedentes para tu desarrollo personal, está cometiendo un gran error. Luego ya no tienes la suficiente energía para tu propia transformación. En el libro que habla sobre las técnicas para modificar el SISTEMA DE CREENCIAS comprenderás lo valioso que es el uso óptimo de tu energía. Esta información te mostrará que la creación de una imagen interna de éxito necesita cierta cantidad de energía acumulada, un pequeño desperdicio de voluntad puede ser la barrera que impida un cambio definitivo. Al leer este excepcional libro actuarás con sabiduría, aplicarás las estratetegias y técnicas infalibles para dominar tu propia realidad.

  • Forzar cambios en aquellos que no quiren hacerlo:

Es bueno dar consejos y orientaciones a personas que sí desean mejorar sus vidas, porque de esa forma te reafirmas a ti mismo una postura. El problema ocurre cuando pretendes forzar cambios en aquellos que no quieren. Esto se vuelve un tremendo desperdicio de tu fuerza de voluntad. Parte de la inteligencia emocional significa percibir cuando alguien no desea cambiar y lo mejor es quedarse callado y concentrarse en los propósitos individuales.

  • Gastar energía mental en temas que son inútiles para tu vida:

Un ejemplo típico de estos es la energía mental que las personas desperdician en chismes o indagar temas intrascendentes. Aunque no pareciera, esto implica un desperdicio de la fuerza de voluntad. Por ejemplo la gente chismosa crea un patrón interno para llegar a donde se encuentran los chismes. Es obvio que eso implica gasto de energía, la cual se necesita en las metas personales.

  • Hablando con personas negativas:

Cada vez que te comunicas con alguien negativo, parte de tu voluntad se desvanece, porque esas personas están tan dispersas que andan buscando de dónde obtener energía. Si tú estás enfocado en tu desarrollo personal y hablas con una persona negativa, luego te sentirás cansado, una parte de tu energía habrá salido de ti, misma que necesitará un fuerte trabajo para recuperarse.

Concentra toda tu fuerza de voluntad en tus sueños personales.

Tu misión en este mundo es transformarte a ti mismo y al hacerlo, podrás otorgar a los demás. Aprende a administrar muy bien tu voluntad. ¿Cómo lograrlo? El efectivo programa EL PODER DE LA VOLUNTAD te da todas las directrices para que tomes decisiones diarias con mucha sabiduría. Estas instrucciones te llevarán a compenetrarte por completo en tus sueños, desarrollar un gran autorrespeto y tener la valentía para enfrentar todo tipo de obstáculos, que te conducirán a una vida exitosa.

Post a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *