Pages Menu
TwitterRssFacebook
Categories Menu

Componentes para auto valorarte

La autoestima puede clasificarse en una serie de componentes que están interrelacionados y si logran integrarse adecuadamente, entonces es posible conseguir una alta autoestima que te permita desarrollarte con el uso pleno de tus facultades.

Componentes de la autoestima:

valía personal

Valía personal

Según lo expresado por Rodríguez, Pellicer y Domínguez, la autoestima puede clasificarse en los siguientes componentes:

  1. Autoconocimiento:

Es ser consciente del yo individual, saber que eres un ser único y que tienes necesidades, pensamientos, creencias, criterios y una forma de ser particular, nadie puede ser igual que tú en el mundo. El autoconocimiento te permite entender la manera en que sientes, ves las cosas y realizas valoraciones para actuar de una determinada forma. A través del autoconocimiento tienes una noción del tiempo y tus experiencias, reconoces las cosas que has aprendido, tu relación con los demás y las situaciones buenas y malas que has enfrentado. El autoconocimiento te lleva a un nivel de análisis de cómo funciona tu mundo interior y es la base de la identidad propia.

  1. Autoconcepto:

Es un conjunto de ideas y creencias acerca de lo que eres, el autoconcepto va cambiando con el tiempo y determina en buena medida la forma de actuar de una persona. El autoconcepto determina el rol que se desea jugar en una idea preconcebida en la mente. Una persona que se ve como líder de una organización tomará un rol preponderante en las actividades, buscará destacar y cumplir la imagen que tiene en su interior. El autoconcepto tiende a basarse en experiencias pasadas, una persona que ha padecido de timidez, le resultará difícil modificar el autoconcepto a un estilo de vida con un gran protagonismo, porque la frontera de una experiencia muy cercana y opuesta se volverá un bloqueo mental. Sin embargo el autoconcepto lo puedes usar con técnicas especiales de control mental, por ejemplo SONIDOS DE AUTOSUGESTIÓN, los cuales te permiten llegar a las bases de tu identidad interna y comenzar un proceso de sanación con las malas experiencias y con ello construir un estupendo autoconcepto.

  1. Autoevaluación:

Es tu capacidad para establecer criterios y juicios sobre las experiencias que consideras que son buenas o malas. Esta autoevaluación depende de la influencia de muchos factores: culturales, formación en el hogar, valores y principios trasmitidos, expectativas y preferencias individuales, etc. Una experiencia se considera positiva cuando te da alegría, paz y bienestar que te permiten aprender y tener una base más fuerte para tu desarrollo personal. Por otro lado las experiencias negativas son aquellas que te causan dolor, malestar e incomodidad, ya sea a nivel físico como psicológico, entonces es normal que quieras evitar el dolor y actúes con precaución. Vale señalar que la autoevaluación te hace consciente que ciertos cambios positivos requieren pasar un proceso que pueda dar algún tipo de dolor, pero sabes que las condiciones en el futuro serán más agradables.

  1. Autoaceptación:

Es el proceso por el cual aceptas quien eres en la dimensión física, psicológica y espiritual. Pero debes hacerlo en una dimensión positiva, donde te sientes digno y valioso, aunque también reconoces tus fallas. La autoaceptación es el punto de partida para mejorar tu vida, antes de trasladarte a una nueva zona, necesitas saber en dónde te encuentras. La autoaceptación en ningún momento debe significar conformismo, porque sabes que una mayor satisfacción personal depende de tu entrega y compromiso que hagas contigo para lograr una gran variedad de propósitos.

  1. Autorrespeto:

Es el respeto que tienes por tu propia persona y lleva implícito muchas cosas: buscar la satisfacción de tus necesidades, esto parece obvio, pero muchas personas se olvidan del autorrespeto, destinan tiempo, recursos y energía a las ideas de todos los demás, excepto las propias. Un fundamento importantísimo para el éxito en cualquier actividad humana es aprender a concentrarte en las cosas que quieres, por eso el uso de los audios subliminales para ELEVAR LA AUTOESTIMA son tan importantes, porque aquí escucharás una serie de ideas favorables a tu vida y aprenderás a cuidar tus recursos para fortalecer tus proyectos, un efecto agradable es que tus logros personales dan mayores servicios a los demás. Es importante que te enfoques en lo tuyo como prioridad número uno.

  1. Autoestima:

Las personas que son conscientes de su individualidad, organizan un autoconcepto favorable, están evaluando sus pensamientos, acciones, sentimientos y forma de actuar, luego tienen un gran respeto por sus aspiraciones e ideales y son capaces de perseguirlos, se podrá decir que estas personas poseen una buena autoestima. Busca que todos los componentes de la autoestima estén mejorando con el paso del tiempo.

Volver al CURSO DE AUTOESTIMA.

Post a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *