Pages Menu
TwitterRssFacebook
Categories Menu

Como sacar tornillos que se han roto

Primeramente se ha de sujetar firmemente con algún sistema la pieza que contenga el tornillo para poder trabajar con facilidad y seguridad.

Luego hay que realizar un taladro en el trozo de tornillo que ha quedado incrustado, debe ser un taladro de menor diámetro que el del tornillo. Así para un tornillo de 4 milímetros haríamos un taladro de 2 milímetros.

El taladro ha de tener unos 4 o 6 milímetros de profundidad.

Hay que lubricar la broca y taladrar en la vertical más perfecta que se pueda, para evitar dañar la rosca del alojamiento.

Cuando ya hemos hecho el taladro, limpiamos muy bien las viruta y lubricamos con aceite para aflojar la rosca, esperando el tiempo correspondiente para que actúe.

Luego cogemos la punta intercambiable de un destornillador y la incrustamos en el orificio con la fuerza de un martillo, dando varios golpes, pero no demasiado fuerte, solo lo justo para realizar la incrustación.

Luego acoplamos el destornillador a la cabeza incrustada y procedemos a desenroscar el trozo de tornillo que hemos trabajado.

El trozo de tornillo saldrá conjuntamente con la punta de destornillador.

Es una operación laboriosa y se recomienda trabajar con paciencia, sin intentar acelerar el proceso. Cualquier paso en falso puede destruir la rosca del agujero y hacer que se pierda una pieza importante.

El taladro es aconsejable realizarlo con un taladro de columna, para evitar dañar la rosca del agujero, tanto por un  orificio inclinado, como por que resbale la punta de la broca y choque contra la rosca del agujero.

Un buen consejo para evitar llegar a estos extremos, es utilizar para apretar los tornillos, llaves calibradas en cuanto al par a transmitir, de forma que si superamos un par máximo de apriete el sistema se desconecta. Esta herramienta se ha de calibrar según la resistencia y diámetro del tornillo a apretar.

Otra precaución importante a tener en cuenta al trabajar con tornillos es aplicar pasta selladora de roscas cuando se realiza la unión tornillo con agujero roscado. Esta pasta evita que el tornillo se afloje solo, y además evita que con la oxidación se suelde tornillo y agujero, de forma que el tornillo no se romperá al sacarlo del agüero.

Una aplicación más sencilla para evitar la unión del tornillo con el agujero es aplicar grasa al realizar la unión, esta propuesta tiene el inconveniente de que el tornillo tienen más posibilidades de aflojarse por si solo en el funcionamiento normal de la máquina en la que se aloja.

0.00 avg. rating (0% score) - 0 votes

Post a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.